¿Enganchado al Pou? Conoce los secretos de la popular mascota virtual

 

Lo cuidas, lo alimentas y le pones a dormir cada día. Es una verdadera mascota virtual y el juego que ha enganchado ya a millones de usuarios. Pou, la mascota virtual que toma el relevo del antiguo Tamagochi en forma de app, es uno de los juegos del año.

Quienes lo tienen ya en su móvil conocen bien a la mascota que cuidan cada día. Para quienes todavía no lo conocen, Pou es una sencilla y divertida mascota a la que hay que dar de comer, limpiar y hasta dormir y que, además, engancha.

Desarrollado por Zaek, Pou es una app gratuita para teléfonos Android que recupera el concepto de Tamagochi pero incorpora las utilidades de las apps y las redes sociales. Nuestra mascota forma parte de una gran red de Pou cuyos dueños se pueden  relacionar, votar por los Pous mejor cuidados o intentar colocar al suyo  en el Top Ten de mascotas. Y para eso es necesario saber cómo hacer de nuestro Pou el más molón.

Pou cuenta con una “casa” con diferentes habitaciones. La primera es la cocina y ahí el jugador debe tomarse en serio la alimentación de su mascota. Existen diferentes alimentos predefinidos pero también otros que podremos adquirir desde la nevera. Entre las soluciones para Pou y los trucos que muchos buscan para ir subiendo de nivel, la comida es clave.

 

 

Uno de los trucos recomendados para nuestra mascota virtual es aquello que nunca haríamos en la vida real. Se trata de  cebar a Pou para después aplicarle una ‘Poción adelgazadora’ y volver a invitarle a zamparse unos buenos alimentos. Ofrecer a nuestro Pou una ‘Poción de hambre’ es otra de las opciones que tenemos si queremos que coma un poco más.   Si queremos todavía más y no nos importa salir de las propias reglas del juego, es posible manipular la fecha de los ajustes y así engañar a Pou y hacer que tenga mucha hambre.

Pero, ¡cuidado! Si Pou come mucho también se ensuciará más y esa es otra de las tareas del buen cuidador de Pou. La segunda habitación, una especie de baño llamada ‘Lab’,  es el lugar para limpiar a Pou y para aplicarle las pociones que nos ayudarán a subir niveles y a entrar en los ranking de Pous más populares. Las pociones se adquieren con las monedas que el cuidador gana o con  aquellas que compremos con dinero real.

 

 

Una vez limpio, toca dormir. El buen sueño de Pou es otra de las claves para ir subiendo de nivel, otra de las soluciones. En su dormitorio, los jugadores pueden cambiarle de ropa y ponerle guapo. Se puede comprar complementos o conseguir desbloquear las opciones manteniendo alegre a nuestra mascota.

La sala de juegos, otra de las habitaciones con las que cuenta Pou, es uno de los lugares más divertidos. Gracias a los juegos, los usuarios pueden adquirir monedas para alimentar y vestir mejor al pequeño Pou. Existen varias soluciones para los juegos que ayudan a mejorar los resultados.  Si no somos los mejores y queremos más, existe otra opción pero ahí ya nos salimos de las reglas de juego totalmente. Para quienes se atrevan, la opción es rootear el móvil y descargar la app GameCiH que permite aumentar las monedas de tu “cuenta” y conseguir más en cada uno de los juegos. Eso sí, esta opción es un pelín trampa y muchos prefieren conseguir al Pou perfecto con el cuidado de cada día.