Dinos tu cargo y una breve biografía en dos líneas

Soy Inma Flor (@inma_flor), responsable de Prensa y Comunicación on/off del IED Madrid. Además, soy cofundadora de Voilà Ediciones, una editorial que cree en la autoedición y el formato artzine y, por supuesto, sigue apostando por la pacífica y fructífera coexistencia entre lo digital y el papel. Aparte de eso, hago colaboraciones en prensa sobre cultura y social media y escribo microrrelatos.

Me declaro fan de…

Últimamente me he convertido en una gran fan de Instagram (Android/iOS), todo un clásico. Que mi sobri de 12 años sea usuaria (vivimos a una cierta distancia y me encanta ver cómo crece, aunque sea a través del móvil o el iPad) y hayamos creado Voilà Ediciones (ejerzo de Responsable de Comunicación) son dos de las razones que me han hecho volver a ella tras haberla abandonado por un tiempo. De todos modos, no lo llamaría fascinación, más bien enganche.

También me parece muy buena Hailo (Android/iOS), la app para taxis que estoy utilizando cada vez que necesito uno y me encuentro en zonas poco céntricas. Te recogen allá donde estés, sin costes adicionales, y no tienes que estar esperando (mejor dicho, desesperando) en la calle a que pase uno, te informa del tiempo que le queda por llegar a tu destino, te avisa cuando ya ha llegado, puedes pagar con efectivo o tarjeta, etc. En fin, una maravilla. Ah, y Jip.droid (Android/iOS), que algún día me dirá que he ganado la lotería. Pero, retomando el mundo mainstream, en mi vida tampoco podría faltar Facebook (Android/iOS) (aunque, últimamente, con el cambio de diseño parece todo un poco más caótico y comercial), Whatsapp (Android/iOS) (por el contacto con la gente; pero sin los agobios de los grupos, por favor) o Shazam (Android/iOS) (por su eficacia a la hora de identificar temas que no conozco o no reconozco, pero me gustan).

Y me gustaría probar Floqq (Android/iOS) y Mis gastos (Android/iOS), pero no me da la vida para tanto.

Para qué sirve y por qué siempre podría estar en tu escritorio

Instagram me sirve para vivirlo todo en formato imagen (“natural o maquillada”), pero también te permite añadir pequeños textos o compartir en Facebook o Twitter fácilmente. Me fascina ver mi perfil, mi camino de vida, como un mural visual que puedo disfrutar en apenas unos minutos. Es pura epifanía, para bien y para mal.

Tu momento perfecto para  usar esa esa app es…

Siempre. Aunque reconozco que no soy de esas personas que lo cuentan todo a cada instante y para ello dejan de atender su momento presente. Es más, odio que lo hagan los demás cuando están conmigo. ¿Vives la vida de forma directa o sólo a través de tu móvil? Creo que mucha gente debería reflexionar un poco acerca de esta pregunta.

En el otro extremo, ¿cuál es la app más horrenda que ha pasado entre tus manos últimamente?

La de la EMT de Madrid. Un desastre. Nunca funcionaba correctamente, así que la desinstalé. No sé si habrá mejorado desde entonces.

En lo que se refiere al bolsillo ¿eres de los que pagan o tiras siempre por las gratuitas? 

Pues de todo un poco, aunque suelo descargarme las gratuitas. Todo depende del beneficio que vaya a sacarle a la app.