Siguen proliferando las novedades en apps para Windows Phone. Una de las últimas en llegar es Active Fitness, una estupenda app para mantenerse en forma que nos ha gustado tanto que hemos pensado en dedicarle unas líneas a este género, tan popular en Android e iOs.
 
El seguimiento y control de datos, de cualquier tipo de datos, es ya un clásico de las apps: controlar las calorías que consumimos, los gastos de la casa, incluso los ronquidos cuando dormimos. Pero en pocas disciplinas han encontrado tanta utilidad como en el deporte. Se me ocurren un par de razones: por un lado, se trata de campo en el que el control es esencial. Forma parte de la propia naturaleza del deporte: medir nuestro rendimiento, superarnos y también, claro, vigilar la salud. Por otro lado, las apps se adaptan de forma especialmente fácil a ello, porque el seguimiento, o tracking, se efectúa casi automáticamente: llevándolo con nosotros el móvil puede medir los kilómetros recorridos, la velocidad, el recorrido, las calorías quemadas... Es decir, es prácticamente automático, a diferencia de las apps destinadas a controlar el gasto, por ejemplo, que tendremos que hacer el esfuerzo manualmente.
 
En realidad todas las apps de fitness se parecen bastante, diferenciándose en estética, ser más o menos sociales o detalles puntuales. Active Fitness juega tres bazas importantes: en primer lugar, su diseño, con una interfaz muy atractiva y amigable. Por otro lado, todas las críticas destacan su optimización de la batería, asunto no menor si vamos a salir a correr hora y media y la app ha de estar funcionando todo el rato. Por último, incorpora un modo de competición con nuestros amigos y contactos que puede funcionar muy bien.
 
 
Pero, como decimos, no es la única. Existen apps que ya se pueden considerar clásicos, habituales en otras plataformas. Por ejemplo, Endomondo, una estupenda app que nos servirá para trackear nuestras sesiones de ejercicio, ya sean estas correr, andar en bici, pasear... Tiene un enfoque algo más serio que Active Fitness, pero es igual de aconsejable.
 
En la misma línea tenemos Runtastic, otra habitual en estos terrenos y, quizá, la más completa de todas. A todas las funciones típicas ha añadido en las últimas actualizaciones planes de entrenamiento personalizados y su sincronización con música personalizada a nuestro entrenamiento. Además, si se nos permite la opinión, su diseño en Windows Phone es bastante más bonito que en iPhone y Android.
 
Estas serían tres buenas apps para adentrarse en el mundo de las fitness-apps, pero no son las únicas. Más adelante os hablaremos de otras para ejercicios específicos como 6 Weeks Training o Deekfit Gym.